MEMORIAS DE GETXO

martes, 4 de agosto de 2015

VERANO DEL 2015, MIS PEQUEÑAS VACACIONES



Ya llega el momento del relajo, las fiestas, la playa, las rocas de los atardeceres sin prisa, viendo caer el sol en el horizonte, en ese momento mágico cuando brota el rayo verde.



Alguien me preguntaba cuál era mi rincón favorito, ¡Difícil de elegir! en un Getxo que tiene tantos lugares con encanto. Tampoco podría decir uno solo, dependiendo del momento. Al amanecer: el Contramuelle de Arriluze y el Castillo del Príncipe en la Galea, ver desde allí surgir los primeros rayos de sol, con esos tonos entre rojizos y dorados de un día que promete cielos azules.



Al atardecer, hay dos lugares que por recuerdos entrañables elegiría: la terraza del embarcadero de Areeta-Las Arenas ¡Mi pueblo!, la que está sobre la caseta de los Raspas y sentarse en un banco en “El Castillo”, sobre Arrigunaga, ambos lugares, a esa hora son especiales, tienen embrujo.



¡Y como no, mis fiestas!: en primer lugar las “Paellas de Aixerrota”. No me cansaré nunca de decir que es mi fiesta favorita. El txupín de Romo, ¡mi segundo Barrio! estallido de alegría. La bajada de San Ignazio y los Caracoles de Las Mercedes, en donde me encuentro con caras entrañables. Y frente a nosotros, las fiestas de Portugalete, la Guía y San Roque, con sus fuegos, que por cierto ¡Se ven mejor desde Areeta-Las Arenas!. También y cómo no, las de ese “extrarradio” de Getxo: Bilbao que con su Marijaia nos deleita el final de agosto.


Alguien me decía ¿Y nos sales fuera?, ¡pero, cómo marchar dejando todo esto sin disfrutar de la placidez de esos rincones!. Con estas reflexiones me despido hasta SEPTIEMBRE, que volveré con cosas nuevas.

¡ONDO PASA, Hay para elegir y no aburrirse!

lunes, 3 de agosto de 2015

UN BARRIO EN FIESTAS, ROMO y -II-



Siguiendo con el recuerdo de las fiestas de Romo de los años 60, en esta entrada seguiré con algunos de los actos que hicieron que resultaran inolvidables.

Como resumen de aquellas fiestas, organizadas por la “Sociedad Gobela” y las cuadrillas del barrio, con más de medio centenar de colaboradores, tuvieron como decía al comienzo, algunos actos difíciles de olvidar:


Las “Umeen Jaiak”, fiesta que concentraba a gran numero de pequeños dantzaris de todo Bizkaia. La organización corrió a cargo de la Sociedad Gobela y el grupo de Dantza Zasi Eskola, con la colaboración de muchos vecinos del barrio. Entre los organizadores, (temo que al no poner a todos, alguien pueda sentirse molesto), se encontraban personas tan entrañables como Jesús Andrés (+), Iñaki Uria (+), Santi Marín (+), con la inestimable ayuda de dos de las dantzaris del grupo Begoña Txopitea y María Jesús Otegi, y otros a quienes pido disculpas por no recordar sus nombres. Los días de preparación, las reuniones en la Sociedad Gobela, más tarde en el Bar Ondategi, eran preludio de visitas por las casa del barrio, para recabar la ayuda de las familias, las listas eran interminables. La verdad es que resultaba un trabajo sumamente agradable, dada la gran acogida, que se recibió de los vecinos. Los niños, tras la kalejira, se repartían por diferentes puntos del barrio amenizando con sus dantzas todos los rincones. Avanzado el mediodía (14 h.) se organizaba el reparto de dos niños por casa, para comer en ellas. Muchas veces se sucedieron enfados entre los vecinos que acogían a los pequeños, por no haber llegado a las casas los niños previstos, aunque el falló fuera por haber llegado menos dantzaris de los apuntados. Era algo que se tenía en cuenta para que el siguiente año, haciendo que esa casa fuera de las primeras en recibir a algún pequeño.


El “Rally del Poteo”, una de las actividades que provocaba más delirante actividad, por los bares del barrio, era una cadena de colores e imaginación. Las cuadrillas iban disfrazadas con gracia y tenían que realizar algún tipo de prueba, que les era dado a conocer, mediante un texto oculto en los distintos establecimientos. Las carreras para conseguir los elementos, que aquellas misteriosas cartas escondían, eran continuas.

El “Concurso de Tortillas” era la estrella festiva. Estaba organizado por la “Sociedad Gobela de Romo”; en esos años se celebraba en las campas del antiguo Golf, detrás del Campo de Gobela. En ese magnifico escenario se realizaron en los años 1964-1970. Algunas tortillas eran impresionantes, como la que aparece bajo estas líneas. En la edición de 1967 en que se celebró el “IV Campeonato de Tortillas de Romo”, llegaron a presentarse 175 cocineros:
Resultando ganadores en aquella edición: 1º “Jon Amezaga” de Romo que obtuvo 27,9 puntos, seguido de “Los Boinas” con 27,2 y en tercer lugar “Iñaki” con 27. Dentro del concurso se incluía otra variante, que ya se venía celebrando en las paellas de Azkorri, el “Concurso de Txoznas”, la ganadora de ese año fue una representación del Molino de Aixerrota, obra de “Mikel y Cia” que consiguió batir a otras 40 que participaron en el concurso.


En el del año 1968 se celebró “V Concurso de Tortillas de Romo”, su primera edición fue en 1964, la prensa local hablaba de un concurso que: “...va in crescendo..., el antiguo golf ya se había trasladado sus instalaciones a La Galea. En aquella edición que se celebró el domingo 11 de agosto, se presentaron 66 tortillas, la prensa local describía así el espectáculo: “...Sobre la campa de lo que fue el aristocrático Golf de Neguri, las choznas y sombrillas de playa, y toldos para evitar el fuerte sol, la popular tortilla, el txistu y el tamboril, y una juventud alegre que cantaba y bailaba a lo largo del día...”. Cierto es que el ambiente de la época estaba lleno en esas festividades del sonido del txistu y tamboril, al que acompañaban jotas y cadenetas, en medio de reivindicaciones políticas. Curiosamente aquella edición fue solo para hombres. Como catadores gastronómicos actuaron dos afamados cocineros Jose Ramón Echeverria y Francisco Tajadura. A las cinco de la tarde el jurado ya tenía su veredicto y se procedió a la entrega de premios:

1º- Premio “Los Tutos”.
2º- Premio “Los de Romo”.
3º-Premio para la “Peña la Tortilla”.
4º- Premio nuevamente recayó en “Los de Romo”.
5º- Premio “Los Intocables”.
6º- Premio “Polo Urquijo”.
7º- Premio “Los Motorizados”.
8º- Premio “Landeta”.
9º- Premio “Pampliega”.
10- Premio “Los Solitarios”.

Tras la entrega de premios, el grupo de txikis de la Sociedad Gobela ofreció un recital de dantza, con una nota novedosa en la de chicas: “...bailaron la jota dentro de sus arcos, cuatro de ellas en el centro del corro y otras cuatro en las esquinas, dando un vistoso espectáculo...”. El público concentrado dedicó un fuerte aplauso a su preparador Santi Marín. Le siguió una sensacional carrera de burros, por la tarde, con importantes premios en metálico.


El programa siempre contaba con algún apartado dedicado a los mayores del barrio, en las de 1969, también se celebro el “III- Homenaje a la Vejez”. Además de alguna velada boxística, teatro de guiñol y las consabidas verbenas. Tenían gran importancia en esos años los concursos de jotas por parejas para niños de hasta 15 años. La inscripción para participar se realizaba en el Bar Ondategi de la calle Lope de Vega.

Los concursos de “Pulsolaris”, competición que se desarrollaban en dos categorías “Medios” hasta 76 kilos y “Pesados” a partir de los 76 kilos. En la primera participaban, entre otros, Martin Borao (+) y Joseba Zarraga; en la segunda Terreros, Jose Ignacio Isla Lombera (+) y Jesús Mari Bonilla, quedando ganador el primer año Terreros. El enfrentamiento más esperado, siempre era el de los pesados entre Isla y Bonilla, que habitualmente terminaba con empate, fueron duros aquellos enfrentamientos, que en ocasiones superaban los 17 minutos de tirada. Hasta tal extremo que una de las ocasiones “Isla” sufrió una lesión que tuvieron que sanársela en Francia. En 1968 se celebró el “Primer Campeonato del Norte de Pulsolaris”. 


Pero hubo un enfrentamiento épico que aún no celebrandose en Romo: fue la comidilla del barrio. El que puso frente a frente a Hércules Cortés y a José Ignacio Isla, a pesar de que el madrileño, quien fuera Campeón del Mundo de lucha Grecoromana, se vanagloriaba en una entrevista realizada en 1969: “... ¿También en pulso te han vencido?”, y él contestaba arrogante : “!Nadie jamás, el que quiera que lo pruebe!”. En ese enfrentamiento que se celebró entre Isla y Hércules, terminó por abandono del segundo al tirar, literalmente, la mesa ante la perspectiva de perder el encuentro, todos dieron como vencedor al getxotarra. Hubo otros participantes, pero he mentado a los más nombrados en esta ocasión.


No quiero dejar pasar la ocasión para devolver a la memoria de quienes le conocimos, a un cultivador del deporte rural como José Ignacio Isla Lombera “Isla” (+), sobre todo en actividades ligadas a la “Sokatira”. Precisamente en una de las fotos podemos verle en la plaza de las escuelas de Romo; en las relacionadas con las “Idi probak”, que en el probadero de Andra Mari (Getxo) tiene una placa dedicada; y a una de sus múltiples demostraciones de fuerza en nuestras plazas, el levantamiento de una botella de butano, este hecho que de por sí solo no tendría mayor transcendencia, causaba asombro entre los espectadores ya que “Isla” realizaba el levantamiento, como se puede apreciar en la fotografía inferior, con tan solo la ayuda de su dedo meñique.



Tampoco sin mencionar ese nuevo espacio festivo “Ganeta”, desde el que nos vigila esa matrona salida de las manos de Butron. Que da lugar a otro de los certámenes gastronómicos de Getxo, que año tras año va recogiendo cada vez más adeptos el “V-Concurso de Putxeras”. 


Cita que ya el año pasado nos dejo imágenes y caras de viejos amigos en torno a esas magnificas ollas de ferroviario. Convirtiendo el entorno en una dulce tortura de aromas, que esperaban la hora de la degustación por unos afanados catadores, que atentos iban ejerciendo ese difícil a la vez que delicioso oficio, que tanta ansia crea entre los expectantes sukaldaris.



LAS FIESTAS DE ESTE AÑO 2015:

Iniciarán su andadura el próximo día 2 de agosto y se prolongarán hasta el 9 de agosto, con la excepción del 3 del mismo mes que no será festivo. Siendo el día del “Txupínel miércoles día 5, que como todos los años contará con la presencia de nuestro histórico “Txutxo”; en su grito de “Romo, Romo, Romo....” irá implícito uno, si cabe más fuerte, de apoyo a la campaña contra las agresiones sexistas a las mujeres. Esta fiestas ya han tenido su preludio con la elección de las imágenes representativas del cartel, programa y pañuelo de fiestas. Trabajos que se expusieron al público durante los días 5 al 12 de junio, para ser elegidos por votación popular, en el pórtico de la iglesia de Romo, el sábado 13 de junio, resultando ganadores los correspondientes a:

Programa Festivo: El nombre del cartel ganador fue diseñado por Josu Benito, con el titulo: “Egun bat Erromoko jaietan”.

Camiseta de Fiestas: El anagrama para la camiseta festiva fue diseñado por Urtzi Sertutxa, con el titulo: “Gure auzo labela”.

El Pañuelo de Fiestas: El anagrama para el pañuelo de fiestas fue diseñado por Arkaitz Tato, con el titulo: “Erromon jaio, bizi jaia”. (Ver fotografías inferiores).


Sirva este pequeño recuerdo de las fiestas de finales de los años 60, como llamada para las de este año, que esperemos superen a pasadas ediciones. ¡Al menos el trabajo de la Comisión de Fiestas se lo merece!