MEMORIAS DE GETXO

domingo, 17 de agosto de 2014

VACACIONES 2014

Las vacaciones, esos días en que dejamos descansar la mente del quehacer diario; deambular con la cabeza relajada por los lugares preferidos; pasear sin prisa; encontrarte con amigos que hace tiempo no ves. Esos días, también los que disfrutamos de esa juventud, que tras financiarla durante muchos años, de forma merecida saboreamos, acompañados por nuestras aficiones y por las personas que elegimos para disfrutarlas, nos hacemos acreedores.

MIS PAISAJES PREFERIDOS

Como todos los años ha llegado el momento de dedicar el tiempo a disfrutar de las fiestas, monte y algo de playa. Por suerte, todo ello lo tengo en Getxo. Disfrutaré de mis paseos preferidos, de las fiestas, que las tenemos por todos los barrios, también en Bilbao, que es como si fuera un barrio del extrarradio de nuestro municipio. 
 
Disfrutar en la playa de chapuzones en zona rocosa, que allí no te albardas de arena. Disfrutar de mis fiestas preferidas, con su música, su colorido y las caras amigas. Hay quien me ofrece salir de Getxo !que pereza!, no me compensa, teniendo todo esto al lado de casa !Como me lo voy a perder!. 
 


 
Sobre todo, para los que no lo conocéis, para los que no habéis estado nunca, animaros a venir a verlo, !Repetiréis!. Os dejo unas imágenes. Espero que os gusten. Os recomiendo el día de las Paellas (25 de julio) en Aixerrota (Andra Mari) !Es único!. Deleitar la vista y también el gusto con esas maravillas gastronómicas que crean las cuadrillas en torno a las fiestas.

MIS FIESTAS PREFERIDAS




Sobre todo, para los que no lo conocéis, para los que no habéis estado nunca, animaros a venir a verlo, !Repetiréis!. Os dejo unas imágenes, espero que os gusten. Os recomiendo el día de Paellas (25 Julio) en Aixerrota (Andra Mari) !Es único!. Deleitar la vista y también el gusto con esas maravillas gastronómicas, que entorno a las fiestas las cuadrillas crean.

LOS CONCURSOS GATRONOMICOS


Ver desaparecer el sol tras el rayo verde del horizonte plateado, mientras que la brisa marina acaricia nuestro rostro. Saborear las noches de Getxo, con sus luces de neón, el ruido del mar y de los fuegos de artificio, de la serenidad de sus lugares históricos.

LAS NOCHES

  


Tras esta despedida-autojustificación, y aunque me da cierta pena perder el contacto diario, a través de las redes, con tantos amigos, ha llegado el momento de dar descanso al Blog y a las fotos en Facebook hasta el próximo día 8 de Septiembre, para relajarme tras unas merecidas vacaciones. 
 
Disfrutar de las vuestras si la coyuntura, el gobierno y los chorizos lo permiten. HASTA SEPTIEMBRE QUE VOLVERÉ CON NUEVOS TEMAS.

!ONDO PASA!

viernes, 15 de agosto de 2014

EL CUENTO ESPECIAL DE AGOSTO DE J.J. RAPHA BILBAO


Nuevamente, puntual con su cita mensual, J.J. Rapha Bilbao nos regala en su Blog con uno de sus cuentos, aderezados por la plumilla de Alex Orbe.

De este cuento titulado “El bochorno de Virginio Gurtubay” realiza la siguiente descripción:

El cuento es una pequeña alegría para reírnos de nosotros mismos o de los demás. Perdón si alguien llora. Quizá debo advertir que tendremos que andar rápidos, porque el cuento viene preparado para durar un mes”.




miércoles, 13 de agosto de 2014

1793 RECONOCIMIENTO DE FUERTES


Es este un tema que nos permite no solo saber las fortificaciones que recorrían toda la costa Bizkaina, si no que además nos aporta algunos conocimientos de cómo eran aquellas fortificaciones, sus defensas y las circunstancias de habitabilidad de las mismas.
 
Ello tiene algo especial con respecto a otros expedientes municipales. Es el documento más antiguo existente en el Archivo Municipal de Getxo. Fue firmado el 2 de Marzo de 1793 en Bermeo por Juan de Iriarte. En él se indicaba que en el viaje de reconocimiento se iban a revisar todos los fuertes y baterías de la costa desde “La ria de Mundaka hasta la de Portugalete”. Aquel documento que fue adquirido por el Ayuntamiento de Getxo el 14 de Diciembre de 1998, a “Izaro Distribuciones” de San Sebastian a través del “Instituto Labayru”, a propuesta del Archivo Municipal. 
 
Entre las Baterías y Fuertes que se recogen en el informe aparecen los siguientes: Castillo de la Galea y Fuerte de la Begoña (Ambos en Getxo); Batería de Meñacoz (Sopela); Batería de Aurmenza (Lemoiz); Batería de Bermeo-Arri (Gorliz); Fuerte de Arrico-Arrichu (Plentzia); Batería de Muguriola (Barrika); Batería del Prado de la Virgen (Bakio); en Bermeo aparecían las siguientes fortificaciones Batería del Cavo Machichaco, Batería del Trompón, Batería de la Atalaya, Fuerte de Talanchia, Fortín de Santa Eufemia y Batería Santa Catalina, recojo los nombres de los fuertes tal cual aparecen transcritos en el documento.
 
A continuación veremos las condiciones que reunían aquellas fortificaciones: 


 
Castillo de la Galea
 
Se recordaba que el mismo se hallaba en la jurisdicción de Getxo. Disponía de 8 cañones, de a dieciocho, todos ellos útiles, así como sus cureñas (armazón sobre el que se monta el cañon), estaban todos ellos a falta de banquetas, lanada, pies de cabra y espeques, disponían sin embargo de atacadores, cucharas y sacatrapos ; En cuanto a las balas, disponían, las más, de calibre de a veinte y cuatro, y solo 40 de a dieciocho. Informaban de las condiciones de habitabilidad del Castillo, en el informe se decía que la gente que lo habitaba, debía de ser expoliada, pues ocupaban el recinto donde debía de estar guardad la pólvora; aquellos inquilinos habían trabajado los terrenos interiores del castillo, lo que obligaba a remediar aquella situación pues esos terrenos eran necesarios para la movilidad del cañón y su cureña. La puerta principal estaba en el suelo, la puerta que daba al almacén de la pólvora no tenía llave, por lo que se hacía necesario su reposición y cerrarlas con llave, para evitar accesos no deseados. Advertían, en aquel informe, de la necesidad de evitar que fuera ocupado por gentes ajenas a las instalaciones ya que disponía de gran cantidad de pólvora. Para terminar se veía la necesidad de realizar una cortadura de tres pies de largo (camino transitable) y profundizar el foso para evitar que se pudiera acceder al castillo. 

  
Fuerte de la Begoña: 
 
Situado en la misma jurisdicción que el anterior, en lo que hoy conocemos como Punta Begoña. Disponía de cuatro cañones de calibre dieciocho, todos ellos útiles, solo disponían de tres cureñas, tampoco disponían de los utensilios necesarios para su uso. La pólvora aconsejaban guardarla en la fortificación de la Galea. Su acceso estaba deteriorado por el exceso de hierbajos. 
 
En cuanto al resto de fuertes, por no corresponder a Getxo, dejaré su descripción para más adelante, no obstante eran de menor entidad, en cuanto a armamento, que el Castillo de la Galea. Para todas las instalaciones, se recomendaba que los cañones en tiempos de paz, fueran apeados de sus cureñas, para evitar que debido al excesivo peso de las mismas, se vieran deterioradas. Así mismo al retirarle de sus apoyo, era conveniente darle un baño de alquitrán y suspenderlo en unos polines, para evitar que tuvieran contacto con la humedad. Esta operación se recomendaba realizar anualmente. 
 
Recomendaban así mismo aislarlos mediante puertas y cubrirlos con tejavanas, para evitar que los niños los llenaran con piedras y desperdicios, puesto que muchos de ellos estaban llenos de barro, inmundicias, piedras y todo tipo de desechos hasta la boca del cañón. También recomendaban evitar que aquellas instalaciones sirvieran de cobijo al ganado. Dentro de aquellas recomendaciones se sugería la necesidad de que una vez realizado el inventario de diera copia del mismo a los Alcaldes, para que fueran ellos quienes velasen por el buen estado de los armamentos e instalaciones. 
 
Hasta aquí un pequeño recordatorio de aquella visita que se cursó a todas las instalaciones defensivas de las costa desde Getxo hasta Mundaka, que como decía al principio es el documento existente en el Archivo Municipal referido a Getxo de más antigüedad. Otros de mayor antigüedad desaparecieron en un bombardeo, durante la Guerra entre Carlistas y Liberales, estando depositados en una casa de Bilbao. (Expediente Signatura: 236009; Nº Codigo: 2.1.5.1).

lunes, 11 de agosto de 2014

LAS MURALLAS DE PUNTA BEGOÑA


Las Murallas de Punta Begoña, realmente Muro de contención de las propiedades de Horacio Echevarrieta, obra del insigne arquitecto bilbaino D. Ricardo Bastida y Bilbao (1879-1953), cuyo permiso de obras se solicitó el día 11 de Diciembre de 1918. En la motivación para la edificación de las misma se decía: “...para evitar el peligro que actualmente ofrece el paseo por el camino público situado al pié del escarpe, del que se desprenden piedras y y gandes bloques de cayuela...”. Aquel monte agreste sobre el que se alojaban escasas edificaciones, daría lugar, junto con la mansión de Horacio Echevarrieta, a unas espléndidas galerías, que por desgracia ya apenas podemos hoy admirar. 
 
Galería porticada con dinteles, soportada sobre columnas y balaustrada de piedra, que de forma sinuosa recorre lo que en su día fueron las propiedades del Sr. Echevarrieta. Y aunque a veces no lo parezca, forma parte de los monumentos de protección oficial de Getxo. Estas Galerías, restos de una vida de lujo y opulencia, hoy abandonadas conservan en su interior las huellas del paso del franquismo, quedando restos de mensajes franquistas en el techo: «¡Arriba España!», «¡España, una, grande y libre!» o «¡Franco, Franco, Franco!» que hieren la sensibilidad de los ciudadanos demócratas. 

 
Sobre las que en su momento puso sus ojos la cadena de hoteles “Barceló” en un proyecto que finalmente no llegaría a buen puerto. A lo largo de los años han corrido sobre ellas diversas teorías, entre ellas las de su posible demolición “...se encuentran en un estado tal de deterioro que, probablemente, no soportarían unas obras...” Al parecer esa era la opinión de algunos técnicos. Mientras que otras fuentes decían: “...requieren de unas obras que algunos denominarían de cirugía arquitectónica. Las murallas no se pueden derribar para reconstruirlas después, tal y como solicitó la cadena Barceló, más bien exigen un tratamiento muy respetuoso, «una reconstrucción científica», según explica el responsable de Urbanismo de Getxo...”.

 
En la actualidad el consistorio getxotarra ha plateado un proyecto para las mismas a 12 años, que se antoja ciertamente largo debido al estado de las mismas. En él participan un grupo de expertos de la UPV/EHU, junto a técnicos municipales, que cuenta con el apoyo de la Diputación y el Gobierno Vasco, con arranque, según fuentes oficiales, en la pasada primavera. En la presentación de aquel proyecto se decía: “...a los cuatro meses de iniciados los trabajos, la obra podrá ser visitada por el público...”. 

 
Mientras esperamos que todas esa promesa se cumplan, que los vecinos podamos disfrutar de esa bellas instalaciones, una vez restauradas, traigo hoy a estas paginas los planos que en 1918 se presentaron para solicitar el permiso de construcción de las mismas, que se encuentran recogidos en el expediente Nº “1730-22” (Muro contención-galeria), del Archivo Municipal de Getxo.

viernes, 8 de agosto de 2014

FIESTAS DEL PUERTO 2014




Este año las Fiestas del Puerto tendrán un pequeño regusto amargo. Miren Larrea no estará entre nosotros, aunque estoy seguro que desde su lugar en el “polvo de estrellas” al que todos nos dirigimos, nos mirará sonriente y brillará en sus ojos la alegría de su querido Puerto Viejo. 

 
No creo que haya Fiestas en Getxo con más personalidad que las del Puerto Viejo. En un reducto tan pequeño se juntan jóvenes y no tan jóvenes de muchas generaciones, todos deseosos de unos días de alegría y aventura. Allí, en ese espacio tan reducido, gracias a la amplitud de su muelle y la explanada ganada al mar, se desarrollan una serie de festejos, que han ido manteniendo su idiosincrasia a lo largo de los años, con ese inconfundible aroma a sardinas asadas, y a la presencia de personajes únicos, que han dado al barrio esa característica que lo hacen irrepetible. 

 

La primera referencia escrita sobre sus fiestas nos hablan de actividades relacionadas con la sokamuturra (toros ensogados), de la que el Padre Larramendi dijo en el Siglo XVIII “...no sé cuando se ha pegado a los gipuzkoanos esta manía y bárbaro gusto de toros...las fiestas en las que no hay toros apenas se tienen por fiestas...si en el Cielo hubiera toros, los gipuzkoanos todos serían santos por ir a verlos..”. Parece que en Getxo sucedía lo mismo ya que en el temprano 1883 ya aparecían en sus actividades festivas. Tras la perceptiva misa, a las tres y medía de la tarde del día 11 de Agosto de aquel año se correría en el Puerto, en su playa, aquel toro ensogado; seguido, a las 17 horas de una romería en el castillo; para a las 12 de la noche realizar una “Gran Bajada” hasta la casa consistorial. Los patos y las cucañas también formarían parte del los actos festivos. 

 

Las actividades tanto acuáticas como relacionadas con los toros continuarían celebrándose a lo largo de los años, viendo el puerto, en los años de la dictadura, tras el golpe de estado franquista, su playa convertirse en una plaza de toros improvisada. 
 
Por sus fiestas, a lo largo de su dilatada historia, podemos ver que salvo la bajada, que hoy se celebra por la tarde, y parte desde el casino por Aretxondo, hasta desbordar sus callejas y las explanada del puerto, el resto de sus actos festivos, prácticamente se han mantenido, con la excepción de las actividades taurinas, hoy denostadas por su brutalidad; también como actividad festiva es la obligada cita gastronómica del Marmitako, que en la campa de Genaratxu agolpa a gran numero de sukaldaris. 




Como sobre el Puerto, sus gentes, sus fiestas, sus rincones ya he hablado a lo largo de estas entradas, solo me queda desear a todos los getxotarras y demás visitantes unas felices y alegres fiestas, que se iniciarán como todos los años con el Txupinazo e izada de Txo, dando comienzo de Fiestas, y que como decían en aquella primera cita de 1883 “...habrá juegos para distraer a los visitantes, para dar esparcimiento al animo, haciendo mas grata la estancia, a cuantos vinieran a este pintoresco pueblo a fortificar la salud y descansar de sus tareas habituales...”, yo más bien diría a distraerse de sus pesadillas habituales, ya que el descanso no será algo posible, en lugar tan alegre y bullicioso . 

 
!!ONDO PASA!!