MEMORIAS DE GETXO

lunes, 20 de agosto de 2012

VACACIONES



Cuando ya habra bajado el Txo en el Puerto, terminado las Fiestas de Andra Mari en Getxo, las de San Roque en Portugalete, y empezada la Aste Nagusia Bilbaina, ha llegado el momento de coger las vacaciones, y desearos a todos que disfruteis de las vuestras, si la coyuntura lo permite.

CON ESTA ENTRADA DOY PASO A UNOS DIAS DE VACACIONES, POR LO QUE VOLVERÉ CON NUEVOS TEMAS A PARTIR DEL DIA 31 DE AGOSTO DEL 2012.

viernes, 17 de agosto de 2012

CUANDO EL GIPUZKOA NAUFRAGO EN EREAGA


El 24 de Enero de 1910, el Vapor Gipuzkoa, buque de 2.052 Tn de registro bruto, que pertenecia a la casa armadora “Blas de Otero y Compañía”, con matricula de Montevideo, llegó a Castro en lastre procendente de Gijón, con la intención de cargar mineral de hierro con destino a Bayona.

Mientras su Capitan Carlos Eguia se dirigia a tierra para realizar el despacho del buque, las condiciones del viento y mar empeoraron, impidiendo el regreso del capitan al buque, pocas horas mas tarde, la fuerza del temporal, obligó al piloto Jose Andonegui a levar anclas y dirigirse a buscar refugio al Puerto de Bilbao.

Cuando en la tarde del dia 24 de Enero de 1910, el buque trataba de llegar a puerto, para fondear al abrigo del puerto exterior, al aproximarse a la embocadura, tuvo que realizar una maniobra apara evitar abordar a otro vapor, dando maquina atrás, al realizar esta maniobra detectaron una averia en el sistema de gobierno, por lo que dieron fondo mediante dos anclas, el buque empezó a garrear, siendo arrastrado hasta la playa de Ereaga, en donde quedo varado.

La noticia corrio como la polvora por todo Algorta, a pesar de la inclemencia del tiempo, frio y con garnizo, los habitantes de este barrio de Getxo, corrieron hasta el murallon del Puerto Viejo para ver lo que sucedia y para tratar de socorrer a los naufragos, un grupo de personas provistos de faroles hicieron señales al buque, estos respondieron de inmediato con bengalas.


El entonces Alcalde de la localidad Idelfonso Arrola y Roman Pereiro Medico de la localidad, se unieron al grupo de salvamento formado por los hermanos Joaquin y Juan Ardanza, Martin Palacios, Alejandro Bilbao, Placido Allende, Irineo Icaza y otros, intentando llegar algunos de estos al buque, tras varios intentos, debido a las malas condiciones de la mar, tuvieron que volver al Puerto sin conseguir su objetivo.

Como esta expedición no disponia de material adecuado de salvamento, y mientras esperaban a que se lo tarjeran, el Vapor San Miguel trató en vano de realizar el salvamento.

Desde Portugalete se formo una expedición del personal de la Junta de Salvamento que encabezaba el Ayudante de Marina Amando Ponte y numerosos voluntarios, los caules disponian de material de salvamento adecuado, junto a varios voluntarios de Las Arenas, cogieron el tranvia hasta Algorta, dirigiendose a la playa de Ereaga.


Realizaron un primer intento de lanzar un cabo pero resulto fallido, con la luz del alba volvieron a intentar lanzar un cabo, fracasando todos los intentos.

La inclemencia del tiempo, frio, con agua y viento junto a los envites de la mar provocaron gran nerviosismo en la tripulación del buque, por lo que los tripulantes trataron de arriar un bote para ponerse a salvo por sus propios medios, aunque desde tierra se les dio ordenes, mediante grandes letras, que esperaran, continuaron la maniobra, seis hombres aporovechando un claro en el temporal empezaron a bogar hacia la playa, sin conseguirlo, ya que una ola hizo volcar la pequeña embarcación.

Ante esta peligrosa situación desde tierra varios hombres trataron de ayudar a los naúfragos, entre las personas que pusieron en riesgo sus vidas para tartar de ayudar a aquellos desgraciados, estaban Echevarria de Getxo, Manuel Hormaza de Portugalete y el propio Ayudante de Marina Amando Ponte, de los seis desafortunados tres pudieron ser rescatados, otro Ricardo Gonzalez fue arrebatado por una ola que le hizo desaparecer, de los otros dos que estaban agarados al bote, uno de ellos se salvó y el otro Camilo Souto perecio ahogado.

Fueron horas de mucha tensión, desde tierra realizaron inumerables labores para tratar de rescatar al resto de los naufragos, el buque resistia bien los envites de la mar, por lo que los naufragos que continuaban a bordo, decidieron esperar a que mejoraran las condicones metereologicas, a media noche, mediante banderas y a traves del Codigo Internacional de Señales, se les indicó que se procederia al salvamento al dia siguiente.

Mientras que los de abordo encendian la cocina para cenar los de tierra montaron una guardia, por personas provistas de faroles y antorchas, cosa que tranquilizó momentaneamente a los tripulantes del buque.

El temporal arreció durante la tarde del dia siguiente, provocando nuevamente la intranquilidad de los naufragos, para poner las cosas mas al limite, la tormenta arreció con gran aparato electrico, viento y fuertes olas, que producian grades ruidos en el casco del buque, fue una noche que mantuvo en vela a toda la tripulación y a los vecinos de Algorta.

Al amanecer la fuerza del temporal habia amainado, el bote salvavidas Vizcaya estaba en Arriluze, mientras que se preparaba esta operación de salvamento, los vecinos de Algorta deseosos de acudir al rescate, mediante tablones, consiguieron llevar hasta la orilla la lancha San Jose, para prevenir posibles accidentes amarraron dos cabos a popa, para poder ser rescatados en caso de peligro, todos ellos iban provistos de chalecos salvavidas.


La lancha sufria los envates de la mar, desapareciendo en una ola y volviendo a aparecer en la siguiente, poco a poco logarron arrimarse y abarloarse al buque siniestrado, los primeros en bajar fueron un hombre y una mujer, tras unos momentos de tensión, para evitar una desgarcia se dirigieron a tierra con estos dos naufragos, al dia siguiente consiguieron, tras largos esfuerzos, rescatar al resto de los tripulantes del Gipuzkoa.
 
Esta versión del salvamento, fue confirmanda por la revista de la época “Novedades”, en ella se afirmaba que “tras intentar socorrer a los naufragos varias veces sin conseguirlo, debido a la violencia del temporal, finalmente, el miercoles por la tarde, una trainera y un bote consiguieron acercarse al Gipuzkoa, trayendo a tierra a todos sus ocupantes, el inmenso gentio que presenciaba la acción desde tierra, aplaudio la acción de los valerosos marineros que aun a riesgo de sus vidas lograron salvar a los naufragos.

No fue este el unico buque del mismo nombre que naufrago en la playa de Ereaga, el 7 de Septiembre de 1889 el Vapor Guipuzcoa, procedente de Gijon tambien en una mala maniobra encallo en Ereaga, aunque el salvamento fue mas facil que el anteriormente descrito.

jueves, 16 de agosto de 2012

UN ARCOIRIS DE COLOR INVADIO ALGORTA Y EL PUERTO


Un arco iris de color bajó al Puerto el viernes día 10 de Agosto del 2012, un arcoiris de color y humor, personas de todas la edades unieron su imaginación para dar lugar a un desfile que derrochaba alegria y buen humor, que la comisión de fiestas preparó a conciencia.

Como cada año todo Algorta espera ese día y como cada año volvemos a sorprendernos de la capacidad de inventar y parodiar de nuestros convecinos.

Asi serpenteando por la avenida trascurrio un magnífico espectáculo de color y música, con el que todo Algorta vibro un año mas, hasta llegar al Puerto, donde el jolgorio y la musica continuaron hasta casi el amanecer.

Sirvan estas fotografias para recordar esos momentos, a pesar de que reflejar lo que se desarrollo ese día, es casi imposible de entender si no se ha presenciado, un espectaculo en el que no faltaron algunos gitanos de Algorta, payasos, vikingos, hare krishnas, Peter Pan y los niños perdidos, rockeros, alusiones no tan veladas del mata elefantes, bellas nadadoras, far west, los enanitos del bosque, alguna que otra vaporosa Drag Queen, y algo de la entrañable Cuba.


































































miércoles, 15 de agosto de 2012

LOS TOROS EN GETXO



En Getxo, en diferentes lugares, de la población a lo largo de su historia se han colocado plazas de toros portatiles, en Areeta, Puerto Viejo, incluso en 1890 se solicito, por parte de Manuel Eguia, Felix Viot, Pablo Anzuaga y Juan Jose Bilbao, la construcción de una plaza de toros, que estaria situada en terrenos de la casa denominada “Torrena”, que estaba situada detras de la alhondiga.


Sus promotores justificaban su instalación en base a los beneficios que para los fondos municipales reportaria la misma, que por el atractivo, que según ellos iba a tener, provocaria la asistencia de muchos forasteros, aprovechaban la solicitud para pedir una subvención.


La petición fue aprobada por la corporación municipal al frente de la cual estaba como Alcalde Jose de Abarrategui.

El 24 de Julio de 1890 nuevamente se dirigieron a la corporación municipal solicitando que, ya que se habia terminado de construir la plaza, y en previsión de los festejos de lidia que se iban a celebrar y no pudiendo encontrar alojamiento para los novillos, dejara el Ayuntamiento las cuadras de la casa que estaba asignada para hospital en la plazuela de San Ignacio, cosa a la que la corporación accedio, con la condición de que se repararan todos los desperfectos que pudieran ocasionarse. La Plaza de toros estaba construida en su totalidad de madera.


Los precios de 8 entradas para aquellos palcos fueron de 64 pesetas para las cuatro novilladas que se iban a celebarar los días 31 de Julio y 3, 10 y 12 de Agosto de aquel año 1890.


Se continuaron celebrando novilladas coincidiendo con las fiestas de Santiago en Arreta (Las Arenas) y San Ignacio en el Puerto Viejo de Algorta durante algunos años, la plaza al ser facilmente demontable era trasladada de un rincon a otro del municipio.


En la plaza del Puente de Bizkaia se instaló la plaza de toros portátil, cuya imagen está datada en 1940, que después fue trasladada a un pueblo catalán donde hoy duerme, abandonada.

martes, 14 de agosto de 2012

EL VERANEO EN ALGORTA Y LAS ARENAS A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

A principios del Siglo XX, el concepto de veraneo era algo reservado a las clases pudientes de Bilbao, aunque los lugareños tambien podian disfrutar de las limpias playas de Getxo (Erega y Las Arenas) fundamentalmente, ni que decir que la burguesia de Neguri, tambien lo hacia, aunque ellos disponian de el Spoting Club Viejas Tablas”, como tambien era llamado (Ver entrada del 5 de Mayo del 2012), en el que poder relacionarse y disfrutar del mar sin la compañía de la plebe.



En la playa de Ereaga las defensas para los bañistas consistian en una linea de corcheras, a las que podian agarrarse en casos de apuro, bien por la resaca o por indisposición, a lo largo de la playa, como puede observarse en las fotos superiores, habia unos elementales bancos de madera, donde las familas podian observar a sus vastagos en sus incursiones maritimas.

En la playa de Las Arenas, como puede observarse en la foto inferior, las casetas de baño estaban distrubuidas a lo largo del paseo del muelle, tambien en esta playa existian las corcheras a las que poder agarrase, la vestimenta playera hoy nos causaria hilaridad, pero en su momento respondia a normas religioso-politicas, de las que ya hable en una entrada anterior, esta foto permite disfrutar de la vista de las Grandes Mansiones de la época, alguna de las cuales aun perdura. 

 

lunes, 13 de agosto de 2012

MANUEL ZUBIAGA PILOTO ALGORTEÑO



Manuel Zubiaga Aldecoa, fue pionero de la aviación en Bizkaia, su preparación se efectuo en Inglaterra, en aquel tiempo era obligatorio realizarla en el extranjero, lo cual encarecia mucho la obtención del título, fue el primer aviador del estado que consiguió el título de piloto, en Inglaterra con el número 487, en Diciembre de 1911 solo habia en todo el estado 11 pilotos que tuvieran carnet.

Fue propietario de un Caudron G3, cuyo capó de motor agujereado por un cilindro, esta expuesto en el Museo de la FIO. El primer avión de este tipo llego a Bizkaia pilotado por un joven Manuel Zubiaga, que 40 años mas tarde seria fundador y presidente del Aereo Club de Bizkaia.

 
Zubiaga voló con un francés llamado Tercet en sendos aviones, haciendo unas arriesgadas exhibiciones. Sufrio todo tipo de contratiempos, el principal inconveniente fueron las malas condiciones del terreno para aterrizar (en la campa de los ingleses), la Campa de los Ingleses, recibia este nombre porque desde el siglo XVII y hasta 1908 albergó un cementerio británico, ademas de los ingleses que bajaban de los barcos que traían hierro a Euzkadi se distraían en los margenes de la ría y jugaban a aquel juego llamado fútbol.

En la foto superior se le puede ver con su mecánico, tras su llegada al Abra a bordo de un biplano equipado con un motor Caudron de cincuenta caballos, en julio de 1913, despues de haber realizó un vuelo Biarritz-Algorta, viéndose obligado a aterrizar en Zarautz para arreglar el motor, pero la averia era mayor de lo que el propio Zubiaga imaginó, partió tres dias despues rumbo a su destino, cuando tuvo un nuevo sobresalto, al saltarle un cilindro a traves del “Capot”, lo cual le obligó a realizar un amerizaje forzoso en el Abra Bilbaina, una vez rescatado de las aguas, una vez reparado, cual nuevo moises, realizó vuelos desde un prado de la Galea, en su Getxo natal, fue el primer aviador autoctono en realizar exhibiciones en su ciudad natal.


Este “Capot” perforado, figura como una reliquia en aeronautica en el hangar del Museo de la Fundación Infante de Orleans, a la que fue doando por el tambien aviador Enrique Zubiaga Azaola, nieto del pionero Manuel Zubiaga. En 1967 le dieron la medalla al merito deportivo.

En cierta ocasión ocurrió un pintoresco incidente, Zubiaga estuvo bastante tiempo sin aparecer por Bilbao, voló hacia el mar a la vuelta después de aterrizar, se encaró con él un miembro de la comisión de festejos diciéndole: Se le paga a Usted para volar sobre Bilbao y no para que vaya Algorta (que por cierto era su pueblo).


Al día siguiente el viento hizo alguna de las suyas, una fuerte ráfaga le tumbó y a punto estuvo de caer encima de la fábrica de maderas en Bilbao el aparato sufrió serios desperfectos. Con motivo de las fiestas el Club Deportivo de Bilbao, aprovecha para hecer un homenaje Antxón Bandrés el presidente del Club, con un espléndido banquete le ofrecen las comisiones de gimnasia, ciclismo, automotorismo, montaña, foot-ball, náutica y pesca.


Por su acertada gestión en los últimos concursos y excursiones realizados, durante la cena, que fue admirablemente servida por el restaurante "El Amparo", lugugar memorable encuento a la gastronomia Bilbaina, en el que reinó la alegría y el buen humor, a la madre de Bandrés le emviaron un magnífico ramo de flores.


En Septiembre de 1963, al cumplirse el 50 aniversario del viaje Biarritz-Bilbao, celebraron un banquete de homenaje a tan intrepido aviador, al que ademas de amigos concurrieron todos los pilotos Bizkainos.

viernes, 10 de agosto de 2012

FOTOS DE FIESTAS DE LOS BARRIOS DE GETXO – III -



Sigo con fotos de fiestas ya pasadas, fotos de finales de los 60, principio de los 70, parecen muy lejanas, pero estan cerca en la historia de los barrios, ademas muchos de los protagonistas, como decia antes, siguen en activo en las actuales fiestas.


Los rios de tinta que van a correr por la plaza del Biotz Alaia, impregnaran de maravillosos olores, los entronos del barrio, cazuelas que con su mezcla de barro marron-rojizo, el intenso negro de la tinta, en el que despuntan los exquisitos txipis, causaran la agitación salvaje de los jugos gastricos de mas de un espectador.


Estas fiestas que comenzaron con las de San Juan, estan marcando ya el ecuador, dentro de poco tendremos las del Puerto, y seguido las de Andra Mari, mas lejos tenemos las de Las Mercedes (Areeta) y las del Barrio de la Humedad (Villamonte), pero para estas tendra que pasar el Verano, asi que alegria, que todavia falta muchos dias y sus noches de algarabia.


Las Tortillas y las Putxeras de Romo, el Marmitako del Puerto, los Caracoles de la calle Amistad y Maria Cristina, en el llamado ahora, Casco antiguo de (Areeta), y las Indabak del Barrio de la Humedad, estan esperando fecha tras fecha, para deleitarnos con sus bien condimentados guisos.


Son estos concursos autenticas clases de cocina, el amor con el que son tratados los alimentos, sus aromas de ensueño, la esquisited en la presentación, prometen dias de cultura culinaria llenos de, vino, y armonías gastronómicas, dias en los que todos seran campeones, aunque solo unos pocos consigan el titulo.