MEMORIAS DE GETXO

jueves, 31 de mayo de 2012

RAMON DE LA SOTA Y LLANO

Ramón de la Sota y Llano, nació en Castro Urdiales, Cantabria, el 20 de enero de 1857 y fallecido en Guecho, Bizkaia el 17 de agosto de 1936. 

 
Fue hijo de Alejandro de la Sota y de Alejandra de Llano, naturales de Portugalete y Castro Urdiales respectivamente, su casa familiar la tenian establecida en Muzkiz, antes de estallar la segunda Guerra Carlista en 1868, se traslado a Bilbao para cursar estudios y posteriormente lo haria a Madrid donde termino su carrera de Derecho en la Universidad Central, una vez finalizada regreso a Bilbao para comenzar su actividad profesional.

Empresario naviero, abogado y politico, una de las mayores fortunas de su época. Contrajo matrimonio con Dñ Catalina de Aburto, hija de unos comerciantes Bilbainos.

La Casa de Sir Ramón de la Sota, en la actualidad sede de la ingenieria Sener en los años 60, fue proyectada desde Inglaterra por los arquitectos ingleses Chatterton y Couch. Pero fue el arquitecto Gregorio Ibarreche quien dirigio las obras, siendo a efectos legales él quién firmó los planos depositados para la licencia de obra. Es un ejemplo de la arquitectura del periodo eduardiano, manifestado en su carácter más compacto y regular, emparentado con la obra de Voisey. 
 
El inicio de su fortuna comienza en el año 1881 cuando forma una sociedad con su primo Eduardo Aznar y de la Sota, Marqués de Berriz. Esta sociedad inicialmente se dedica a la minería y a la exportación de hierro.

En 1900 fundo la Compañía Euskalduna, para la construcción de Buques, durante la Primera Guerra mundial, perdio muchos buques, unos 20 que hacian un total de 50.000 toneladas de registro bruto, resurgio a pesar de estos abatares, gracias a su colaboración con el Almirantzago Ingles. Por este motivo, el Gobierno Britanico le otorgo, el 9 de Marzo de 1921, el titulo de “Sir Kinght Comander of the Order of the British Empire”, titulo honorifico por el que se hizo llamar, constantemente, Sir Ramon de la Sota. 

 
Fallecio en Getxo el 17 de agosto de 1936 poco después del inicio de la Guerra Civil Española. Tres años después de su muerte, el Tribunal de Responsabilidades Políticas le condenó al pago de una multa de cien millones de pesetas por "conspiración para la rebelión militar", por lo que sus cuantiosos bienes fueron embargados, entre otros los 40 barcos de sus compañías que se utilizaron para evacuar Bilbao.

miércoles, 30 de mayo de 2012

LA IKASTOLA “EGUN SENTIA” PRECURSORA DE “GEROA”



Los primeros años de la Ikastola se pueden considerar como de autentica peregrinación, ya que las clases se impartian, de forma rotativa, en los domicilios de los padres. Unos de los primeros que empezaron fueron Sabin Olabarria, Jose Luis Fuertes, Pedro Mari Rapha, Jesus y Martin Azpuru.


No habia ningun local donde poder impartir las clases, aun el franquismo no permitia estudiar en Euskera. Andra Mari, incluida la zona de Benancio, ha sido el barrio del Municipio peor dotado en cuanto a locales para actividades sociales y culturales, incluso en épocas de gran actividad como las del Club de Sarrikobaso y el de Azkorri, la caracterisca por falta de locales era -“se preparaba, se competia y hasta la siguiente”-. Las que se han podido realizar han sido siempre gracias al trabajo desinteresado de algunos vecinos. 


Para cuando Julian Billelabeitia empezo participar con la Ikastola ya se habian comenzado a realizar las obras de Itxas Argia, el nombre inicial de la Ikastola fue “Egun Sentia”, nombre propuesto precisamente por Julian, la primera andereño, una chica cojita, se sacrifico mucho por la Ikastola, los padres de los alumnos habian convenido en ceder cada mes una habitación de sus casa para dar las clases, lo cual requeria de un continuo trasiego de los pocos materiales que entonces tenian, aquello era un pequeño lio ya que cada cambio suponia que se tenian que trasladar hasta, por ejemplo, Maidane, Diliz, etc., una de las casas donde se realizaron aquellas primeras clases de la Ikastola fue en la de Kortabitarte, al lado de la “Venta”, lloviendo con frio y en unas condiciones pauperrimas.



En aquellos inicios solian pensar en cual seria la mejor manera de solucionar el problema de local para la Ikastola, Julian tenia un cariño muy especial por el desarrollo del Euskera y la Ikastola, entonces trabajaba en una empresa de colas y adhesivos, y tenian unos clientes que hacian unos modulos tipo barracon para habilitar zonas de administración en criaderos de cerdos, se trajo planos de aquellos modulos, un dia hablo con Bitoren el barbero de la Venta, y le planteo el asunto y este le contesto -”fenomeno Julian, adelante con la idea”-, la pretensión era tener a los niños bien centrados y en unas condiciones, para la época medianamente dignas, ya que no solo no se contaba con la ayuda de la administración si no que en muchos casos eran beligerante y ponia multiples obstaculos, e ideo una solución para la que incluso, penso contar con la ayuda de la iglesia, la idea era colocar estos modulos detras de la Iglesia de Andra Mari, justo donde estaban entoces el osario del antiguo cementerio, llego incluso a medir el terreno para verificar que entraban alli. 

 
El siguiente paso era contar con el beneplacito de la parroquia, y que les permitiera desalojar el osario a otra zona, para acomodar alli los modulos, mientras que a futuro se diese con una mejor solución. Sin embargo en aquellos dias todavia lo relacionado con los enterramientos causaba un gran “respeto” y la iglesia no veia que fuera a ser aceptado por los feligreses invadir, la para ellos, “zona sagrada” y le dijeron -”no, no que va, yo haria gestiones, pero esto es intocable y sobre todo la gente que tenemos en la feligresia, como se enteren de que hemos sacado todos los huesos nos monta un pollo que...”-, a pesar de que ya contaban con planos, presupuestos y todo, tuvieron que desechar la idea. Pidieron ayudas a gentes del pueblo, pero en algunos casos no recibieron ayuda y no terminaban de conseguir unos locales adecuados, los de “Abaroa” de Las Arenas, que una de ellas estaba casada con Jose Mari Laraudogoitia, dejaron algun mes su casa.

La Sociedad Itxas Argia ademas de ayudar economicamente al manteniento de la Ikastola tenia unos objetivos, que no solamente eran escursionistas si no tambien educativos, asi que optaron de forma provisional por impartir las clases en los propios locales de Itxas Argia.


Los siguientes pasos fueron la compra de los locales de Puerto de Orduña, donde hoy esta la Oficina de Bienestar Social del Ayuntamiento, por parte de Itxas Argia y de la actual sede del club de jubilados. Afortunadamente la Ikastola Geroa fue una realidad por el trabajo y el sacrifio de muchos socios y gentes de Getxo. Hoy es una Ikastola Publica cuya entrada principal esta situada en la calle Ormaza.

Con este capitulo cierro la serie dedicada a Julian Billelabeitia, un Txistulari de Mungia hecho en Getxo, en la que he hecho un recorrido de su actividad en nuestro Pueblo, he pretendido con estas entradas, ademas de hacer un semblante del personaje, reflejar algunos aspectos del transcurrir de los años en nuestro pueblo. Deseo agradecer a Julian Billelabeitia su ayuda para poder realizar estas entradas.

martes, 29 de mayo de 2012

JULIAN BILLELABEITIA, SU PASO POR ITXAS GANE


Los primeros contactos de Julian con Itxas Gane comenzaron en 1950, al principio, no fueron muy intensos, por problemas derivados de su trabajo, el cual no le permitían participar en ellas , ya que los Domingos y festivos que era cuando se realizaban las salidas al monte y el no podía asistir, esta era una de las actividades de la Sociedad, y cuando se incorporo con cierta regularidad fue allá por el año 1953.


En esa época Itxagane era la Asociación mas representativa de excursionistas y montañeros de todo Getxo, en Bilbao ya había varios grupos muy consolidados, el “Artagan”, “Ganguren”, el “Juventus” del Carmelo de Begoña, en Barakaldo estaba el “Laguntasuna” el “San Vicente, EL “Basconia” de Basauri, incluso el Grupo de San Anton que ademas del Orfeón tenia un grupo que funcionaba en montaña, ademas de otros grupos. En esa época la mayoría de los grupos funcionaban bajo el paraguas de las Parroquias, que eran quienes les daban la cobertura legal.


Itxas Gane pertenecía a una de las actividades del “Patronato Aldai”, la sede estaba al comienzo de la calle Caridad de Algorta, donde ahora se sitúan los locales de dicho patronato y la Micologica de Algorta. Este edificio que tenia sótano, dos platas y un txoritoki, estaba distribuido en varias salas y tenia un Bar dentro de la Sociedad, cuya barra se cerraba mediante una persiana, cuando se trataban asuntos que requerían de la Asamblea de socios. 

 
En estos locales se daban clases de Euskera, también clases para los que estaban estudiando, álgebra, matemáticas, para aquellos que se querían presentar para Maestría Industrial, Joseba Saitua, que era aparejador, daba clases de dibujo. Se realizaban también otras actividades, estaba allí Acción Católica, el grupo de Dantza que tuvo como preparador en alguna epoca a “Iñaki Uria” de Romo al que llamaban “Kalkitos”, -”pero cuando empezó a coger mas solera fue cuando llego Jose Andres Zalduegi” de Udondo que era dantzari del Balet Olaeta”- y empezo a traer los dantzas Suletinas; La academia de los Ballets Olaeta, fue fundada por Segundo Olaeta, en colaboración con sus hijos Lourdes y Víctor, abrió sus puertas en 1948 en la calle Santamaría y dos años después, en 1950, se trasladó a su ubicación definitiva a la calle Ercilla número 11, donde permanecio activa hasta el año 2007, fecha del fallecimiento de Víctor Olaeta.


Otras actividades eran las del Grupo de Montaña y mas tarde el Scout a quien daría personalidad y actividad “Eugenio Gandiaga”. Acción Católica era el paraguas bajo el que se ocultaban muchas actividades, digo que se ocultaban, porque muchas de las actividades que se desarrollaban en aquellos tiempos tenian, tambien, un carácter marcadamente político de reivindicación Vasca, ya que en esos años estuvieron perseguidas todas sus expresiones por el Franquismo.


Las actividades principales se concentraban en torno al monte, salidas montañeras, marchas reguladas, que en aquella época estaban en plena efervescencia. Cuando se producía alguna detención por las actividades, se sucedían muchas denuncias, se acudía a los sacerdotes para que cubrieran las actividades y a los detenidos, y eso que a Dn. Angel Uriguen, coadjutor de la parroquia de San Nikolas, muchas veces le denunciaron y tenia que discutir con el párroco, y algunos otros curas, que estaban entonces, ya que alguno era de otras ideas o simplemente se plegaba a lo que mandaba la jerarquía eclesiástica, muy unida en esa época al franquismo, en una ocasión le denunciaron por -”promover el Nacionalismo y la exaltación de sus ideas”-, fue este coadjutor el que recupero el Coro Mixto de San Nikolas.


Julian Billelabeitia estuvo durante 10 años en Itxas Gane, participaba en los concursos, en las acitividades montañeras, y cuando se hizo Txistulari participaba con el Grupo de Txistularis y el de Dantza, hasta la víspera de su boda en el año 1964, Julian daba clases de Txistu en Itxas Gane, de alli salíeron media docena de txistularis, era norma no escrita entre ellos, la de dejar siempre uno o dos sustitutos para que nunca faltara uno, ya que cualquiera entonces no encontarba un txistulari que le diese clases, para entonces ya estaba participando en Itxas Argia, aunque los primeros movimientos para su creación comenzarian alla por el año 1957 y de hecho fueron los estatutos que les dejaron de Itxas Gane los que sirvieron de base para la redacción de los de Getxo.

lunes, 28 de mayo de 2012

ANDRA MARI 1945, UNA JUVENTUD INQUIETA


En Andra Mari las inquietudes teatrales se desarrollaron entorno a la Parroquia de su mismo nombre y a las Escuelas de Maidagan, uno de sus protagonistas, Julian Billelabeitia nos relata como vivió aquellos días.

Las representaciones teatrales las hacían en el Pórtico de la Iglesia de Andra Mari, salvo en una ocasión, fue cuando se celebraban -“no recuerdo si fue la primera o segunda olimpiada de Ereaga”-, el organizador era “Goyo Diego, del estanco de la cantina de la estación de Neguri”, que estaba metido en el deporte rural, propusieron a cada sociedad o cada equipo participante, que como no andaban muy holgados de dinero, en lugar de poner unas cuotas por la participación hicieran una actuación teatral, esa fue la primera y casi única vez que actuaron fuera de su entorno de Andra Mari. 

 
Para esa actuación les pidieron que lo hicieran en Leioa, el titulo de la obra fue “Peru Gizon”, esta fue una de la obras de mas categoría que representaron. Mas tarde también actuaron con la misma obra en Lamiako, lo hicieron en el salón de la Parroquia de San Maximo, el motivo fue que el párroco de Lamiako mantenía una muy buena relación con el segundo de Andra Mari Dn. Eugenio Foruria.


Dn. Eugenio Foruria fue el que creo el primer coro parroquial que tuvo una vida efímera, 3 o 4 años, ya que le mandaron a Arrankudiaga.

El grupo teatral de Andra Mari realizo muchas funciones teatrales, no obstante antes de la época de Julian Billelabeita hubo una generación anterior de actores, Magunacelaya, Anton Urkidi, Agustin Bilbao y otros mas, eran 10 ó 15 años mayores que el elenco de Julian, tendrían aquellos primeros actores sobre los 20 años, las actuaciones de ese primer grupo teatral fueron entre los años 1942-1945, actuaban en las Escuelas de Andra Mari, comenta Julian al ser preguntado, que si lo hacían bajo el paraguas de la Iglesia -“que entonces no se miraba eso, era el despertar, después de una Guerra, y cualquier entidad era valida para dar suelta a las inquietudes populares”-, cuando el llego al barrio, en el año 1939 estaban de sacerdotes Dn. Juan Azpuru (Parroco) y Dn. Matias Etxebarria, eran los dos mayores y -”el ambiente de la feligresía estaba estancado”-, todas estas actividades eran realizadas siempre por pequeños grupos que en palabras suyas respondían a -“una hornada con mucha inquietud”-.


Dn. Matias Etxebarria, tenia ya 78-80 años, y se retiro y marcho a vivir con su familia.

Cuando llego el cura nuevo Dn. Eugenio Foruria, era de Forua(Bizkaia), vino con muchas inquietudes, organizó el coro de chicas y chicos, el grupo de teatro de la nueva generación,

Uno de los motivos de aquellas actuaciones fue que en aquellos años no había medios de diversión para la juventud, no existían Tv, ni cines en un entorno próximo, por lo que había que agudizar el ingenio para crear esos medios y crear entorno social en el barrio.


Anton Urkidi era muy inquieto, gracioso y dicharachero, era sobrino de uno de los presbíteros que tuvo Andra Mari, vivían en la casa de Mentxakatorre, entonces estaba de párroco Dn. Juan Azpuru. Los Urkidi eran gentes muy dadas al ambiente nacionalista, al tío de Anton Urquidi le mandaron de capellán a algún convento, comenta Julian que cuando el llego de Mungia a Getxo le extrañaba que no hubiera actividad en la parroquia,

El grupo de Julian trato de hacerse con un local, algunas veces actuaron también en las escuelas, pero era muy complicado, había que pedir permiso para las actuaciones al Ministerio de Educación, cosa complicada en aquellos años, ademas había que retirar los entarimados. Las obras de teatro las realizaban con la ayuda de unos libretos que probablemente alguien traía de la biblioteca del Seminario de Derio, en este lugar también se realizaron importantes Obras teatralizadas, o de otros lugares donde se hacían actuaciones similares, también obras entresacadas de algún libro, comenta Julian -”tengo un libro en casa que lleva por titulo “Humoristas Vascos”, muchos de aquellos apuntes estaban mecanografiados.


Cuando comenzaron con las primeras actuaciones hacia las veces de director Marcelo Urtasun, su padre era medico y su madre era Dña Obdulia Ocariz Urkia, maestra del parvulario de Andra Mari, Marcelo en la época de la República también fue maestro y daba clases en Saratxaga, que pertenecía a las Escuelas Rurales creadas por la Diputación de Bizkaia, Juan Madariaga le solía contar a Julian que este maestro daba clases en esas escuelas, recordaba que cuando cogían la regla para trazar les decía -”Ori da Zuzeinki”-, la historia de este personaje es un poco controvertida ya que documentos oficiales del año 1937 le sitúan en ambos bandos (Falangista y Nacionalista), en Andra Mari después de la Guerra, había gentes que no le tenían mucha simpatía, por aquello del aceite de ricino, etc., era un hombre con conocimientos musicales, estaba metido siempre en la salsa del “apostolado de la oración, las hijas de Maria”, a los actores del coro les tomaba su papel del libreto como si fuera una lección, para ver si se habían estudiado el papel, puesto que luego lo tenían que hacer de memoria.

En cada sainete proponían como actores a unos cuantos de aquellos jóvenes, Juan Madariaga, Anton Madariaga, Luis Maguna, Agustin Bilbao, dice Julian que -”todos esos eran de una hornada”-, -”y entre nosotros estaba, Anton Landaida, Julian Billelabeitia, Juan Mari Mezo y también alguna chica como Espe Garay, una hermana de Josu Zabala que fallecio falleció muy joven, el problema de ellos con respecto a las chicas era que ellos eran un poco niños, por la diferencia de edad, Anton Urquidi por asuntos profesionales fue dejando el grupo.


En el himpas de la llegada de Eugenio Foruria, por las actuaciones cobraban 1 peseta o dos reales a los espectadores, con el primer dinero que sacaron, estima Julian que fueron unas 100.000 pts., que en aquel tiempo era una cantidad muy importante, pusieron nueva toda la instalación eléctrica de la parroquia de Andra Mari, porque durante la celebración de la Navidad de 1948, habían decidido que el Coro cantase en la misma después de cenar en casa, a media noche fueron a cantar la misa, encendieron todas las luces y con la sobre carga, como el cableado era muy viejo, los cables se calentaron empezó a salir humo por detrás del altar, por lo que se quedaron a oscuras.

Con el dinero que sobro compraron una partida de fardos de tablas de entarimar, otro de los que estaba en el grupo asesor Jose Ramon Fuertes de Plentzia, casado con una hija de Teodoro del caserío Maidane, tenia mucha imaginación y era muy generoso, en cuanto hacia falta algo decía -”vete donde mi suegro y dile que te de esto, esto y el otro”-, eran los primeros que empezaron a criar gallinas en jaulas y como compraban piensos, con los sacos que desechaban el grupo de teatro los utilizaba para las decoraciones.


Jose Ramón dijo -”no podemos estar así, si cada vez que hacemos una actuación tenemos que sacar todos los bancos de la Iglesia, con lo que pesan, para hacer la base del escenario, hay que comprar algo”-, entonces ellos mismos con la supervisión de el, hicieron unas plataformas, que apoyaban en unos burros echos de tablones, que dicho sea de paso -“pesaban un huevo”-, todos los laterales cerraban con unas mamparas numeradas, con unos ganchos para colgarlas, como los que usaban los tenderos para cerrar las puertas, pintaron todo con Txapapote para que durasen mas las maderas y comenta -”llevábamos unos pringues con aquel txapapote....”-, -“era el festejo del Barrio”-, cuando terminaban la función las desmontaban y las ponían al fondo del popórtico, allí permanecían hasta una nueva actuación, para vestuario cada uno llevaba lo que susuponía que era adecuado para el personaje que representaba.


También formaron un grupo de Espatadantza, ensayaban con Patxo Sorozabal, que vivía en el barrio de Sarri, tío de Ramón Bilbao “Pirulo”, después se formo el grupo de mas jóvenes, Maxi Billelabeitia, Txutxin Serrano, Jernar Serrano, Ramon Bilbao, estuvieron hasta el año 1955.

Era una juventud inquieta que dejo huella en el barrio de Andra Mari y aun hoy sigue su huella planeando entre nosotros.

viernes, 25 de mayo de 2012

LA AGRUPACION DE TXISTULARIS DE URIBE KOSTA

Como todas las cosa siempre tiene que haber un comienzo y asi el primer contacto de Julian Billelabeitia con el mundo del txistu se produjo a traves de su maestro, Gerardo Zubillaga, txistulari Gipuzkoano de Gatzaga “Salinas de Leniz”, que vivía en el barrio de Sarri, fue el quien le enseño las primera nociones de txistu.


La creación de la Agrupación de Txistularis de Uribe Kosta fue un proceso paulatino, cuenta Julian que -”nosotros siempre estábamos pensando que había que hacer algo”-. Esta Agrupación forma parte de Euskal Herriko Txistularien Alkartasuna, organización creada en 1927, donde más de cien txistularis de Euskal Herria se reunieron en Arrate (Eibar) para fundarla, hasta que la Guerra Civil paralizo sus actividades. Los txistularis tendrían que esperar hasta septiembre de 1952, fecha en la que la asociación se “refunde”de nuevo en Eibar.

En aquella época -”cantábamos juntos en la parroquia y el solía cantar en el Coro San Nikolas de Algorta”-, -”también solíamos tocar en las celebraciones parroquiales de Andra Mari”-, dice Julian que quien le consolido como txistulari fue Juan Atxurra, su primera actuación fue el día 25 de Julio de 1956 celebración de la festividad de Santiago -”fue con mi entrañable amigo Gerardo Zubillaga”-, luego con Gerardo seguimos tocando en las procesiones del Sagrado Corazón, se salia desde la Iglesia, por la puerta de Goierri, se bajaba por los lavaderos hasta la “Venta” y llegábamos por Maidagan hasta las barreras del ferrocarril, porque era de noche, se hacia muy tarde y existía el peligro, entonces menor ya que los trenes hasta Plentzia eran cada hora, del tren. Cuando abrieron la calle Mugarra, ya estaba esa zona empezando a urbanizarse, girábamos por Pagasarri hasta llegar a la Venta y terminar en el pórtico de la Iglesia, y en toda la procesión -”íbamos tocando el txistu por delante”-.


Al principio Julian tenia contacto con Gerardo y este a su vez con los txistularis de Leioa, los “Txakursulo”, sobre todo con uno de ellos, que trabajaba con Gerardo en la Unquinesa, fabrica que luego fue Dow Chemical una de las compañías químicas más antiguas de Euskadi, fundada como UNQUINESA (Unión química del Norte de España, Sociedad Anónima) por la familia Lipperheide de nacionalidad alemana, su relación con los txistularis de Leioa se remontan a las fiestas de Udondo, que en su opinión -”tenían personalidad propia y estaban mas arraigadas al pueblo incluso que las de San Juan”- se celebraban el 8 de Septiembre, los dos primeros días tocaban en Leioa y al anochecer del segundo bajaban a Udondo, Patxi Aresti (Txakursulo) siempre les llamaba -”oye no os olvidéis-, Julian se encargaba de llamar a Elizondo y a todos los demás, también a los que venían desde de Sondika, Derio y Portugalete. Se solían juntar una veintena de txistularis, solían tocar dos o tres cositas de concierto en Udondo, este era el hilo que luego conectaría con la formación de la Agrupación de Txistularis de Uribe Kosta.

Leioa les solía contratar para todas las fiestas del año, a Boni el txistulari del Ayuntamiento de Bilbao, y a algún otro, Boni le dijo a Julian -”oye Julian yo siempre tengo problemas con el txistulari que quiero llevar y tu como puedes liberarte mejor por tu trabajo...”, así que los dos se juntaban en San juan, San Bartoleme y todas las fiestas, pero las fiestas del barrio de Udondo tenían un poco carácter independiente, y aunque por la mañana iban a tocar algún aurresku para acompañar a la corporación de Leioa, luego se metían en el barullo de Udondo y iban a su aire.

En aquellos días Patxi Aresti le solía decir a Julian -”oye Julian tenemos que hacer algo organizarnos en la zona, una banda de txistularis o una banda de bandidos, pero algo hay que hacer”- siempre andaba así, hasta que en 1969 o 1970 por las fiestas de Udondo se despidieron -”bueno hasta mañana, mañana como es el ultimo día el pasacalle vamos a dar mas tarde, siempre era muy txirigotero”- allí se despidieron, seria sobre la 11 de la noche, al día siguiente le dieron la noticia del fallecimiento de Txakursulo, le había dado un infarto al ir a casa.


Entonces, como todas las cosas que se hacen precipitadamente, en honor a el y a su figura, se organizó un concierto de txistu, Julian les dijo que eso había que hacerlo con un poco mas de calma y personalidad, el concierto salio como el dice -”un churro”-, pues ese fue el momento y el motivo para crear la Agrupación de Txistularis de Uribe Kosta, después de aquel fracaso de algo que querían hacer para homenajear a un amigo tan entrañable, dijo Julian -”vamos a tratar de conseguir lo que tanto ansiaba Patxi”-.

Pensaron tambien que los txisturaris, que solo se veían una o dos veces al año, tenían que mantener una relación mas permanente, así que comenzaron la andadura, estuvieron casi 20 años sin levantar actas ni legalizarse, alguno de los primeros en empezar fueron Juan Atxurra, Antolin Mendizabal, Joaquin Veiga, estos dos últimos eran txistularis del Ayuntamiento de Getxo pero sin contrato tenían un tanto por tocar, y Zarate uno de Erandio, Jesus Mayor (de Gorliz) y otros empezaron a venir a Getxo porque quien le empezó a enseñar no podía atenderles, Julian les daba clases de txistu en Itxas Argia, así empezaron fueron llegando otros de Sopelana, Ander Madariaga (atabalero de Munguia) que solía venir desde Mungia, luego vino a vivir a Getxo, solía cantar en el Biotz Alai, pedro Atxurra que vino de Venezuela, algunos de Erandio......... Al final abarcábamos desde (San Ignacio,Erandio, Leioa, Las Arenas, Romo, Agorta, Getxo, Berango, Sopela, Plentzia, Gorliz y Mungia), llegaron a juntarse mas de 40 txistularis. 
 
La Agrupación de Txistularis de Uribe Kosta participo también en el homenaje que el Coro Biotz Alai realizó a Juanjo Gainza director de dicho Coro.

Las Comisiones de Fiestas de los Pueblos empezaron a tener recursos propios, allá por el 1975, nos llamaban y tuvimos unas actuaciones muy continuadas porque eramos uno de los grupos que tenían calidad para dar conciertos, hasta entonces los txistularis que ibamos a los pueblos nos limitábamos a dar pasacalles y bailables. La primera actuación de fundamento fue en el homenaje que se le hizo a “Aranzamendi”, tío de Ander Madariaga, en Mungia en el año 1970, como txistulari era funcionario del Ayuntamiento de Mungia y se jubilo, vinieron txistularis desde Bermeo y Bilbao, era un txistulari de la época anterior a la Guerra de 1936.

Cuando llegaron los Ayuntamientos Democráticos (1979), -”yo fui uno de los que tomo parte de ellos en Getxo, tomamos el relevo a finales de Abril, primeros de Mayo”-, después del verano, empezamos a decir -”oye pues los Domingosss en la Plaza spodíannn dar conciertos de txistu”-, Julian propuso que una vez al mes se diera un concierto, empezamos finalmente en Octubre del 1979,nos daban unas 5.000 pts. por cada concierto, hicieron un compromiso con el Ayuntamiento para tocar desde Octubre hasta Julio cogerra Agosto y Septiembre de vacaciones.

Los primeros años se fueron haciendo conciertos todos los Domingos pero llegaron al convencimiento de en lugar de 10 conciertos era mejor hacer 9, porque prácticamente el mes de Julio no asistía casi nadie, porque todos se iban a las playas o de vacaciones. Los conciertos gustaban a la gente, porque eran bastante completos, hacían un pasacalles desde el Casino de Algorta hasta la Plaza de San Nikolas, alguna vez subieron hasta cuatro caminos, en la plaza montaban los atriles, colocaban las partituras y daban un concierto de hora y media, con un pequeño descanso de 10 minutos.


Luego empezaron a quejarse los de Las Arenas, porque no se daban los conciertos en su barrio, los txistularis pensaron que dos conciertos al mes iba a crearles una obligación que no deseaban, el dinero que obtenían de aquellos conciertos iba íntegramente a una caja común, nunca repartieron el dinero, servia para una vez al año hacer una comida, por todo lo alto, el día de Santa Cecilia (patrona de los músicos), para solucionar este tema decidieron dar los conciertos un mes en Algorta y otro en Las Arenas, así estuvieron desde 1979 hasta el 2004, 25 años aproximadamente. Ademas de estos conciertos solían dar otros cuando las comisiones de fiestas les requerían en los distintos barrios.
Cuando las inundaciones de Bilbao del año 1983, hicieron un concierto itinerante, salieron un Domingoooo a las 9 de la mañana y estuvieron hasta las 3 de la tarde, recorriendo todo el Municipio de Getxo, las paradas que fueron realizando fueron (San Nikolas, el Kasino de Algorta, San Ignacio, la estación de Neguri, Las Arenas, Romo) igual tocaron 20 conciertos. Sacaron 100.000 pts. y con un cheque se fueron a la Diputación de Bizkaia y le hicieron entrega al Diputado General para ayudar a los mas necesitados, como dice ahora Julian lo hicieron -”callandito, callandito”-.


Así fueron tocando por todas las fiestas de los pueblos de Uribe Kosta. También solían hacer todos los años una excursión y en el mismo lugar donde iban a realizar la comida daban un pasacalles y un concierto. Incluso en Lekeitio que también de forma espontanea dieron un concierto se acerco el Alcalde para agradecerles el detalle, dándoles unos abrazos, en boca de Julian “ tremendos”. Otro de esos conciertos improvisados lo dieron en los años 80-82, en la Biblioteca de la Diputación en la calle Berastegi, la Asociación de txistularis organizó unas conferencias relacionadas con este ancestral instrumento, y dieron un repaso de las diferente fases de los txistularis (txistulari, txistulari con tamboril, atabalero, silbote, cuando ya se juntaron dos txistularis, etc.), así que cuando llegaron a la conferencia sobre los conciertos de txistu les llamaron y dieron ese concierto, gustando mucho a la gente la actuación.


Los txistularis a veces tenían algún encontronazo con las “autoridades franquistas” de la época, en la foto inferior se puede observar a un grupo de ellos que por tocar una melodía entendida por un vecino Carlista como “Separatista”, el cual les denunció a la guardias civil, fueron detenidos y conducidos al cuartelillo, Gerado Zubillaga les dijo que esa melodía era una pieza publicada en la revista Txistulari y de uso frecuente, gracias a la intervención del Sacerdote que les acompañaba finalmente pudieron salir sin mas consecuencias.

Julian aun conserva su Txistu, como el dice -”el único que ha usado”-, a pesar de que tiene otros dos mas, el primer tamboril que tuvo el año 2011 lo rompió porque ya estaba todo apolillado, le dio pena porque lo había arreglado hace años y tenia dentro la etiqueta del constructor y el año en que se lo hizo 1955 y el txistu es de 1953 cuando empezó a tocar los primeros acordes. Como el dice la música y el Txistu le han causado  -”Grandes satisfacciones”-.

jueves, 24 de mayo de 2012

UNA CASA SINGULAR EN LA CALLE TOMAS URQUIJO



La casa situada en el Nº 1 de la calle Tomas Urquijo no deja indiferente a quien la contempla. Esta edificación realizada por el Arquitecto Fidel Iturria en 1920, cuenta con una entrada principal que se parece a un fortin, en ambos lados y en la parte superior de su entrada, se asoman unos cañones de piedra que son los que le dan el aspecto anteriormente citados, tambien en sus fachadas laterales surgen sendos cañones, por lo que se asemeja a una instación fortificada.


Tomas Maria Urquijo Aguirre, nacido en Getxo el 8 de Septiembre de 1865 hijo de Pedro Jose Urquijo Lopategui y de Joaquina Aguirre Zalduondo, se caso con Maria Piedad Yzaguirre Zuazo el 22 de Abril de 1891 en Bilbao, es el propietario de este singular edificio. 

 
A lo largo de la historia aparece ligado al Municipio de Getxo como benefactor a traves del Hospital-Hospicio del Sagrado Corazón de Jesús, Tomas Maria Urquijo en el año 1926 cofinancio junto al Ayuntamiento de Getxo la construcción de un pabellón, con una Sala Cuna, para acoger en ella a niños pequeños cuyas madres se vieran precisadas a trabajar a fin de ganarse el sustento. El Ayuntamiento en el Pleno de 22 de marzo de 1927, especificó que el Pabellón que se iba a construir seria destinado, no solo a Sala Cuna, sino también a Cuarto de Socorro, contribuyendo el Ayuntamiento con la cantidad de 10.000 pesetas para el Cuarto de Socorro y el resto del importe, el de la sala Cuna, lo sufrago Tomás Maria Urquijo, motivo por el cual acordo el Ayuntamiento, nombrarle Hijo Predilecto de Getxo, y que en el edificio de la Sala Cuna se colocase una placa conmemorativa.


De su actividad industrial se puede decir que fue Tomas Maria Urquijo Aguirre quien junto a Francisco Aldecoa Uriarte y a un grupo de socios quienes crearon en 1899 la Compañía Anónima de Navegación, de la cual surgiria la precursora de la naviera que estos getxotarras bautizarían con el nombre de Compañía Marítima del Nervión. Ésta se fundó en 1907 con nueve barcos, fruto de la unión de las flotas de la Bilbaína y de la Anónima de Navegación. La Compañía Marítima del Nervión fue una de las pocas navieras que operó en línea regular de navegación trasatlántica, y una de las primeras en apostar por la tecnología del motor diésel.


En 1986 todos los barcos de la compañía fueron embargados por el Banco de Crédito Industrial para ser entregados a la Sociedad de Gestión de Buques, y en 1989 vendidos a capitales extranjeros.

Fue alcalde de Getxo en el año 1912 no perteneciendo a partido alguno y tambien el 65 presidente de la Sociedad Bilbaina entre los años 1934 –1935.


Existe un parque en Algorta que recibe el nombre de “Maria Cristina”, pero en el y hacia el fondo del parque existe un viejo cartel que dice “Urkijo-Baso 1915 Urtea” por lo que el nombre anterior fue este, tambien en Ereaga otro cartel datado en el año 1929 con el nombre de “Urkijo-Baso”.

miércoles, 23 de mayo de 2012

LOS EGAÑA UNA FAMILIA QUE CANTA A AMBOS LADOS DEL NERVION


Los Egaña son una saga familar unida a la musica, algunos de sus miembros nacieron en Portugalete, toda su vida ha trancurrido unida al barrio de Romo, forman parte de la tradición musical de ambos pueblos, se puede decir que son una familia que canta a ambos lados del Nervión.

Su Ama Amelia Azpeitia nació en Buenos Aires (Argentina), volvio a su Portugale cuando solo tenia año y medio, los abuelos maternos tambien eran de la Noble Villa, su Aita Jose Egaña es nacido en Deba (Gipuzkoa).

Los Egaña-Azpeitia vivieron durante 9 años en la calle del medio en Portugalete y en 1951 se trasladaron a Romo. En la foto inferior, en la fila de abajo el primero de la derecha, es Jose Egaña cuando formaba parte del Otxote Adizkidiak, con el que consiguieron la Palma de Vermeill, en el primer concurso de Otxotes celebrado en Bilbao y patrocinado por el Diario Excélsius en 1934.


Tuvieron 4 hijos Jose Moises “Moi” (1942) , Jose Andres (1943), Yayone (1952) e Iñaki (1948) todos ellos nacidos en Portugalete.

Su tradición musical arranca desde su abuelo paterno que pertenecio a los Orfeones de Motrico y Portugalete, todos ellos han estado y estan unidos a la musica, los tres primeros a la musica popular Vasca y el pequeño, Iñaki a la musica moderna, siendo uno de los mejores musicos del elenco del estado.

Su Aita fue uno de los creadores del Otxote Danok Bat en el año 1932, tambien perteneció a la Schola Cantorum de portugalete, de su familia han formado parte del Otxote Jesus Egaña (tio de Moi), su Aita Jose Egaña sus hijos Jose Andres, Moises que ha sido director del Otxote, su primo Jose Maria Angulo Egaña, tambien el hijo de este ultimo Asier y el hijo de “Moi” Aitor Egaña.

Del Otxote se puede afirmar que es una pequeña coral formada por ocho voces graves : dos tenores primeros, dos tenores segundos, dos barítonos y dos bajos. De la importancia de la música popular y los Otxotes, hasta en el periplo de la Guerra de 1936, y del arraigo que entre los combatientes tenia, nos lo ofrece el hecho de que “en el hospital para convalecientes instalado en el chalet de Mótrico en barrio de Neguri de Getxo, los heridos actuaban coralmente. En una visita, un testigo observó “a un grupo de heridos que están cantando a coro el Boga-Boga”. Esto permite deducir, que durante el periodo bélico, la presencia del Otxote ya tenia un gran arraigo popular.


Jose Moises Egaña estudió la carrera de canto en el Conservatorio de Bilbao en 1960, comenta jocoso de su hermano Iñaki “ese si que no ha estudiado, era autodidacta, le enseñe yo a tocar la guitarra y desde entonces yo ni la toco”.

 
Ha sido compositor de musica y letra de innumerables melodias vascas, asi como arreglos, entre las que se encuentran ( Euskalerri Polita Gora, Lo ene Maite, Las sardineras de Santurtzi,), arreglos para canciones como (Illargia Agiri da, con la letra en Euskera del propio “Moi”, Agur Donibane, Txoria un zortziko que adapto para banda de txistularis, voces graves y mixtas) y como no podia ser menos “Portugalete Herri polita bat”, canción que cantaban habitualmente en familia, en 1973 realizo una versión de la cancion “Furra, Furra” a siete voces mixtas, canción que salio en disco antes que la de “Oskorri”. Sin embargo el considera que al mas significativa y que mas satisfacciones le ha dado es “ Euskalerri Polita Gora”, canción que obtuvo el galardon de la cancion del verano en 1975.


En la parte inferior de este parrafo aparece la relación de melodias que o bien mediante arreglos o de propia creación tiene recogida en “Eresbil”, es una institución documental al servicio de la música vasca creada en el año 1974, su creación fue para la recopilación, conservación y difusión del Patrimonio musical en Euskal Herria, nace de la mano de José Luis Ansorena (Hijo del reconocido txistulari Isidro Ansorena). 

 
En el año 1962 Moises da su primer concierto con el Otxote Danok Bat, en el lleva 30 años ejerciendo como director, dentro de la discogarfia del Otxote estan los cuatro primeros discos que grabaron y uno de ellos tiene, entre otras, las siguientes canciones (Entre San Juan y San Pedro, Ai ori begi ederra, Ra-Ka-Ta-Plan y Zorgin Dantza) este disco, un microsurco de duración extendida, era de Columbia, S.A. de San Sebastian. 


 Yayone Egaña tambien hizo sus pinitos en el mundo de la musica tradicional Vasca, estudio al igual que su hermano la carrera de canto y Piano en el Conservatorio de Bilbao, dio conciertos en las Fiestas de Romo, grabo un disco junto a su primo Joseba Egaña de Las Arenas, tenian de nombre artistico “Yayone ta Joseba”, en ese disco incluyeron dos canciones (Illargia agiri da y Udaberrian). Sigue cantando como solista en el Coro de San Juan Bautista de Leioa.


De su hermano pequeño Iñaki ya he publicado una entrada dedicada exclusivamente a el.

Deseo agradecer a Moises Egaña la ayuda para poder realizar esta entrada.